Clases de Pilates para embarazadas


Durante la formación que han recibido nuestras entrenadoras en el método Pilates Auténtico, han adquirido conocimientos específicos a tener en cuenta en las clases de Pilates para embarazadas.

Durante el embarazo se ve alterada la postura, se acentúa la morfología y cambia el centro gravedad debido al aumento de volumen y peso. Con un entrenamiento personalizado y una correcta adaptación de los ejercicios, el método Pilates ofrece múltiples beneficios durante este periodo.

Estos son los principales beneficios de las clases de Pilates para embarazadas:

Mejora la alineación corporal para evitar sufrir dolencias y/o patologías asociadas normalmente a las embarazadas como lumbalgias o cervicalgias. Precisamente mantener una correcta alineación es uno de los principios básicos del método Pilates.
El método Pilates busca siempre la estabilidad corporal. Mejorando la estabilidad lumbopélvica se disminuye el riesgo de padecer problemas lumbares, como el síndrome piramidal o ciática.
Se fortalece el suelo pélvico, ayudando a prevenir disfunciones uroginecológicas, como la incotinencia urinaria, y mejorando la fuerza expulsiva, lo que permite conseguir un parto natural de menor duración.
Ayuda a preparar la parte superior del cuerpo (miembros superiores, cervicales…) ante las demandas de cuidado del recién nacido: lactancia, cambio de pañales, transporte del bebé, etc. Son muchas horas de atención continuada las que necesita un recién nacido, estas horas se traducen en ejercicio físico que sólo una espalda correctamente entrenada puede superar.
Ayuda a mantener las funciones abdominales y a prevenir la diástasis, o separación de los rectos del abdomen.
Trabaja la flexibilidad y expansión torácica para así aumentar la capacidad pulmonar, reducida por el volumen abdominal.
Favorece una recuperación post parto mucho más rápida.
La base de nuestra línea de trabajo es que una persona embarazada no tiene limitaciones para hacer un entrenamiento distinto al resto.

Lo que hacemos en nuestras clases de Pilates para embarazadas es adaptar el esfuerzo físico al crecimiento del feto, y las posturas o movimientos de los ejercicios a las curvaturas o morfología de la embarazada, que se van recalcando por el peso del feto y por sus cambios de dimensión y centro de gravedad.

En nuestro estudio de Pilates en Tomares contamos con una amplia experiencia en las clases de Pilates para embarazadas.

Si quieres más información sobre cualquier detalle de este tipo de sesiones, escríbenos o llámanos.